"Las cerezas sabían mejor después de la temporada, cuando ella las sacaba de su congelador mágico y me las ofrecía entre sus dedos blancos y fríos".

¿Realidad?




Una imagen queda ahí, pendida de un hilo en el recuerdo.

Aunque no sabe si fue exactamente así, pues aquello que olvidó lo ha reinventado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada